Las artes y los confinamientos
en los siglos XX y XXI

Conferencia / 14 de septiembre de 2022 - 8 de octubre de 2022
Las artes y los confinamientos en los siglos XX y XXI
La Fundación BBVA y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando presentan un ciclo de conferencias y conciertos que reflexionan sobre la creación artística y musical en el contexto de los procesos desencadenados por las tragedias contemporáneas. El ciclo se ofrece con secuencia alterna en las sedes respectivas de la Fundación BBVA y de la Academia, es decir, cada sede acoge varias conferencias y un concierto.
La vitalidad de las artes y su capacidad para ser un constante referente de las vicisitudes humanas, se demuestra no sólo por su brillante expansión en tiempos de bonanza sino por su capacidad para crear, inventar nuevas propuestas y generar esperanza en los tiempos de máxima dificultad.

A lo largo de la historia las artes han sobrevivido, e incluso se han robustecido, en medio de guerras, persecuciones, censuras, pestes, encierros y toda clase de obstáculos, que también han llegado hasta tiempos recientes en los siglos XX y XXI. Hemos asistido a dictaduras terribles, a encierros de grandes poblaciones, pandemias, hundimientos globales de la economía, a decenas de acontecimientos adversos en los que las artes no sólo no han desaparecido, sino que se han fortalecido respondiendo a su manera a los retos de exterminio que las circundaron.

La idea de este ciclo de conferencias y conciertos que emprenden la Fundación BBVA y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando es dar cuenta de las diversas respuestas que todas las artes han dado en los tiempos más oscuros, por motivos variados, del siglo XX y de lo que llevamos del siglo XXI. La razón más próxima en el tiempo, aquella que justifica una reflexión profunda desde múltiples perspectivas, también desde el ámbito de las artes, ha sido, desde luego, el contexto de la pandemia que aún vivimos; la indeleble y reciente memoria que nos han dejado los episodios más duros del confinamiento, un encierro al que más de la mitad de la población del planeta se ha visto sometida en algún momento de los últimos dos años. Un periodo de sombras, traducidas en alejamiento social y dramas personales, de cuya esperanza de superación emana la luz que han generado las manifestaciones culturales y creativas de muy distinta índole.

Cinco conocidos expertos, todos ellos miembros numerarios de la Real Academia, exponen la manera en que cada una de las artes de sus respectivas especialidades han sabido florecer en las circunstancias más adversas. Complementan a las conferencias dos conciertos con obras escritas en diversos tipos de confinamiento, desde la guerra a la pandemia, para mostrarnos como el espíritu humano es capaz de superar los peores momentos y responder en todos ellos a la necesidad de crear un arte vivo y capaz de superar sus circunstancias.

Tomás Marco
 
 

Programa de conferencias

MIÉRCOLES 14 DE SEPTIEMBRE, 19:30 h / FUNDACIÓN BBVA
Víctor Nieto Alcaide
Gestos de una rebeldía en la pintura bajo el franquismo
  1. Durante la guerra civil española se desarrolló una importante actividad propagandística a través del arte. Desde el punto de vista oficial, Guernica de Picasso, pintado para el pabellón español en la Exposición Internacional de París de 1937, eclipsó de forma casi absoluta todas las demás realizaciones. En la postguerra continuaron activas ciertas estrategias de modernidad con ejemplos relevantes en los años cuarenta. A finales de los cincuenta y principios de los sesenta se inició una “politización” de determinados planteamientos de la vanguardia, al identificar como una forma de libertad, protesta y oposición política la agresividad del lenguaje pictórico. Algunos referentes del Informalismo, como Canogar, pasaron a realizar una obra figurativa comprometida con la libertad y la crítica de la represión y lo mismo sucedió con la obra de Genovés. Otros grupos como Estampa Popular desarrollaron, a través del grabado, una actividad de crítica política y social. Sus obras, orientadas hacia un análisis crítico de la situación, no correspondían a los planteamientos formales de la vanguardia sino a una subordinación de la actividad artística a la eficacia política. Otros colectivos, como El Grupo Crónica, canalizaron la acción política y social mediante un lenguaje vanguardista en el que se aprecian formas del Pop y de los medios de comunicación de masas. Todas estas tendencias desaparecieron con el advenimiento de la democracia, pero no la actividad de sus principales protagonistas que continuaron escribiendo un nuevo capítulo de la modernidad.
 
JUEVES 15 DE SEPTIEMBRE, 12:00 h / SALA GUITARTE DE LA ACADEMIA
Alfredo Pérez de Armiñán y de la Serna
Patrimonio y conflicto
  1. Desde el comienzo de la historia, los monumentos y las obras de arte han sido objeto de destrucción, vandalismo, pillaje y expolio en los conflictos bélicos, bien por su valor material o bien por su significación simbólica. Este fenómeno se amplió durante la Edad Contemporánea, a partir de las guerras napoleónicas, debido a las características de la guerra moderna –que puede afectar a toda la población y al territorio de los países afectados en su integridad– y debido también a la progresiva extensión de la noción del patrimonio cultural. Las reacciones ante ello han sido muy variadas, desde actuaciones de defensa “in situ” o de traslado a otros lugares especialmente resguardados de los ataques, hasta la restauración o recuperación de los bienes culturales expoliados. Desde comienzos del siglo XX, y especialmente a partir del fin de la II Guerra Mundial, se han establecido normas internacionales para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto, promovidas por la UNESCO. No obstante, estos sistemas de protección han sido puestos a prueba en los conflictos armados más recientes (antigua Yugoslavia, Afganistán, Iraq, Siria, Mali, Libia, Yemen, Ucrania).
 
MIÉRCOLES 21 DE SEPTIEMBRE, 19:30 h / FUNDACIÓN BBVA
Tomás Marco Aragón
Música confinada
  1. A lo largo del siglo XX y primer cuarto del XXI, la música ha sufrido confinamientos de todo tipo y con motivos diversos. Uno, desgraciadamente habitual, ha sido la guerra, que ya en la primera contienda mundial obligó a un cambio de rumbo radical en las composiciones de Stravinsky, pero que en la segunda llegó a dar ejemplos desde obras compuestas en campos de prisioneros, como es el caso de Messiaen, a otras en ciudades sitiadas como ocurrió con Leningrado y Shostakóvich. Entre ambas, dos confinamientos singulares: el económico del crack del 29, que tuvo sus consecuencias musicales, y el establecimiento de los totalitarismos, que prohibió y alentó músicas diferentes y que provocó obras como la de Ullmann compuestas en campos de exterminio. Y entre guerras y totalitarismo, los confinamientos y persecuciones del exilio. El más reciente de los confinamientos musicales se dio de repente y sin sospecharlo, en una pandemia mundial de consecuencias amplísimas. Un momento en que los compositores han respondido también desde el confinamiento, llevándolo a los pentagramas y que incluso ha influido sobre las maneras de manifestarse sonoramente y las nuevas vías de difusión. De algún modo, los antiguos y tradicionales jinetes del Apocalipsis –guerra, peste, hambre y muerte– han configurado los diversos confinamientos modernos, a los que los creadores sonoros han sabido responder con sus nuevas obras.
 
JUEVES 22 DE SEPTIEMBRE, 12:00 h / SALA GUITARTE DE LA ACADEMIA
Publio López Mondéjar
Fotografía y testimonio
  1. Desde los días del daguerrotipo, las imágenes capturadas por las cámaras se convirtieron en apreciados recursos visuales por su condición de testimonio de la realidad. De hecho, su propia cualidad testimonial fue la que potenció el rápido y espectacular desarrollo del medio. Gracias a su capacidad para documentar la realidad, la fotografía comenzó a adquirir una nueva dimensión social. Al despojarse de sus limitaciones mecánicas, abandonó definitivamente su carácter ritual para conquistar un territorio propio de representación que le distinguía de todos los lenguajes conocidos hasta entonces. Esta conferencia abordará la relevancia y significación del carácter documental de la fotografía en España, la practicada por los profesionales que sólo aspiraban a ejercer honestamente su oficio en momentos de adversidad social y personal, tratando de dejar testimonio mediante el reportaje o el documento, como pedía el maestro André Kertész. Para ello será analizada la obra de fotógrafos tan comprometidos con la realidad social como Alfonso, Santos Yubero, Luis Escobar y Virxilio Viéitez, quienes nunca sintieron la necesidad de maquillar la realidad y cuyas imágenes no sólo son fragmentos de memoria sin impostura, sino que ayudan a aquella a definirse, convirtiendo en realidad lo que ya no existe pero constituía la forma de comunidad en momentos complejos, no tan lejanos en el tiempo. Dos retratistas y dos reporteros, cuyo testimonio resulta indispensable para acercarnos a la historia de la fotografía y a la propia historia española.
 
MIÉRCOLES 28 DE SEPTIEMBRE, 19:30 h / FUNDACIÓN BBVA
Fernando Lara
El cine como testimonio silenciado
  1. Desde que el cine nació como atracción de feria, muchas fueron las voces que trataron de acallarlo. Las prohibiciones gubernativas ante el frecuente incendio de los barracones de madera se sumaban a las mentalidades biempensantes que veían en él un factor de corrupción moral, en especial de la juventud. Tardó tiempo en que el cine fuese considerado realmente el “séptimo arte”, como proclamara en 1911 el escritor futurista italiano Ricciotto Canudo, y que se extendiera su poderío como medio de expresión. Poder que conllevó al tiempo el intento de reprimirlo por parte de regímenes autoritarios, que veían en él un indudable peligro para sus fines. Las películas sólo eran contempladas como elementos de propaganda y cualquier obra que se saliera de ese canon debía ser perseguida o, cuando menos, ignorada. La historia de la censura sobre el cine constituye un relato de la infamia política contra el nuevo arte. Toda la capacidad de las imágenes, ya sean de carácter documental o de ficción, para convertirse en testimonio de los conflictos, preocupaciones, búsquedas y deseos de una sociedad quedaba así cercenada por quienes se sentían poseedores de la verdad sobre el bien y el mal. Pero pese a tantos mecanismos represivos, el cine ha salido siempre, a veces con enorme esfuerzo, vencedor de una pugna que quizá nunca tenga fin porque, en realidad, es un factor más de la lucha por la democracia.
 

Programa de conciertos

MIÉRCOLES 5 DE OCTUBRE, 19:30 h / FUNDACIÓN BBVA
Trío Arbós
Ferdinando Trematore (violín), José Miguel Gómez (violonchelo), Juan Carlos Garvayo (piano)

Joan Enric Lluna (clarinete)
  1. Tomás Marco (1942). Musica in tempore viri (2021)
  1. Olivier Messiaen (1908-1992). Quatuor pour la fin du Temps (1940)
  2. I. Liturgie de cristal
  3. II. Vocalise, pour l’Ange qui annonce la fin du Temps
  4. III. Abîmes des oiseaux
  5. IV. Intermède
  6. V. Louange à l’Éternité de Jésus
  7. VI. Danse de la fureur pour les sept trompettes
  8. VII. Fouillis d’arcs-en-ciel, pour l’Ange qui annonce la fin du Temps
  9. VIII. Louange à l’Immortalité de Jésus
  
SÁBADO 8 DE OCTUBRE, 12:00 h / SALÓN DE ACTOS DE LA ACADEMIA
Coro Nur
Alfonso Martín (director)
  1. Consuelo Díez (1958), Francisco Otero (1940), Joaquín Medina (1955), José Luis Greco (1953), Jaime Santoyo (1980) y Beatriz Arzamendi (1961). Réquiem por las víctimas del covid
  2. I. Introitus [C. Díez]
  3. II. Kyrie [C. Díez]
  4. III. Graduale [C. Díez]
  5. IV. Dies irae I y II [F. Otero]
  6. V. Absentium in memoriam [J. Medina]
  7. VI. Offertorium [J.L. Greco]
  8. VII. Sanctus [J. Santoyo]
  9. VIII. Pie Jesu [B. Arzamendi]
  10. IX. Agnus Dei [B. Arzamendi]
 

Músicas trascendentes de Messiaen y Marco

Un 'Réquiem' colectivo por las víctimas del coronavirus

 
 
 
 

Víctor Nieto Alcaide

Alfredo Pérez de Armiñán

Tomás Marco

Publio López Mondéjar

Fernando Lara

Trío Arbós

Joan Enric Lluna

Coro Nur

Alfonso Martín

 

Información

  • Ciclo ‘Las artes y los confinamientos en los siglos XX y XXI
  • Sede de la Fundación BBVA (Palacio del Marqués de Salamanca, Paseo de Recoletos 10)
  • Conferencias: miércoles 14, 21 y 28 de septiembre
  • Concierto: miércoles 5 de octubre
  • 19:30 horas
  • Acceso gratuito, aforo limitado
  • Solicitud de asistencia (solo para las conferencias y el concierto en la Fundación BBVA): confirmaciones@fbbva.es
  • Sala Guitarte y Salón de actos de la Academia (Alcalá 13)
  • Conferencias: jueves 15 y 22 de septiembre
  • Concierto: sábado 8 de octubre
  • 12:00 horas
  • Entrada libre y gratuita hasta completar aforo (sin necesidad de solicitud de asistencia)