Premio Nacional de Arte Gráfico

a
A finales de los noventa un medio de comunicación se refería al alcance del Premio Nacional de Grabado afirmando que más allá de una celebración de carácter anual resuelta con la entrega de varios galardones o de una cita significativa en el panorama expositivo, el Premio era un importante acontecimiento cultural por sus múltiples implicaciones colaterales, entre ellas la organización de encuentros y jornadas técnicas, la celebración de exposiciones monográficas o la publicación de obras de referencia con un alto nivel de especialización. 
El citado comentario de prensa, redactado por un buen conocedor del arte gráfico contemporáneo, concluía: "Estamos, pues, ante una superación del concepto habitual de certamen, que redunda en el nuevo aprecio que ahora despierta el grabado en nuestra comunidad artística". Sin entrar a valorar, de momento, el juicio subjetivo respecto a la influencia del Premio Nacional de Grabado en un supuesto mayor aprecio de los creadores de imágenes en España por el arte de la estampa, sí es cierto que dicho Premio ha ido superando los límites comunes del concepto de certamen. Desde que fuera instituido en 1993, se ha consolidado como una cita anual que atrae a un considerable número de artistas gráficos –entre ellos, jóvenes valores de las nuevas generaciones–, su puesta en escena genera un acto ostentoso de entrega de premios, se articula en torno a una exposición selectiva e itinerante que recorre varias ciudades destacadas de la geografía nacional, va acompañado de multifacéticas actuaciones en relación con el ámbito del grabado y encuentra una amplia resonancia en los medios.

Más información


Relación de artistas galardonados

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2005

2006

2007

2008

2011

2012

2013

2014

2015

2016

2017