Centro de investigación avanzada

El objeto de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando es fomentar la creatividad artística, así como el estudio, difusión y protección de las artes y del patrimonio cultural, muy particularmente de la pintura, la escultura, la arquitectura, la música y las nuevas artes de la imagen. Para ello se especifica en sus Estatutos (artº 2) que entre sus funciones figuran las de “estudiar y debatir las cuestiones relacionadas con las artes en general”.
Estas funciones las ha desarrollado la Academia de San Fernando de maneras diversas a lo largo de su historia. En los tiempos actuales, el marco en el que se desenvuelve ha cambiado de manera sustancial y muy particularmente en el de la investigación y la docencia. Por ello la Academia ha actualizado su forma de participar en el estudio de las artes.

En el Real Decreto 1160/2010, de 17 de septiembre (BOE, 18, sept. 2010), por el que se regula el Instituto de España se expresa claramente la necesidad de adaptar las Reales Academias a las circunstancias actuales. Se dice expresamente que las Academias “han sido y siguen siendo las entidades que representan la excelencia en los diversos campos de las ciencias, las artes y las humanidades. Sus valores esenciales son, por un lado, la categoría de sus miembros, en quienes concurren los más altos méritos intelectuales y científicos, y por otro, su estabilidad e independencia frente a intereses económicos o políticos. En la época actual, tanto o más que en los siglos pasados, esos valores de excelencia e independencia justifican que las Reales Academias, que se hallan bajo el alto patronazgo de Su Majestad el Rey, tal como establece el artículo 62.j) de la Constitución, sigan siendo centros de pensamiento, de cultura y de investigación avanzada, libre y sosegada, que aporten luz sobre los complejos problemas de nuestro tiempo”.

Sobre los anteriores presupuestos, la Ley 14/2011, de 1 de junio (BOE, 2 de junio de 2014) de la Ciencia, la Tecnología y la Investigación, incluyó como Agentes de Ejecución de la Administración del Estado, a los efectos regulados en dicha Ley, un número de organismos estatales e institutos entre los que se encuentran las Reales Academias vinculadas al Instituto de España. En este sentido la disposición adicional decimocuarta establece que son Agentes de Ejecución de la Administración General y del Estado: “El Museo Nacional del Prado, la Biblioteca Nacional de España, el Instituto del Patrimonio Cultural de España, la Filmoteca Española (adscrita al Instituto de la Cinematografía y de las Artes Visuales), los museos y archivos de titularidad y gestión estatal, la Dirección General del Instituto Geográfico Nacional, el Centro Nacional de Información Geográfica y las Reales Academias vinculadas con el Instituto de España”.

Acceso a proyectos de investigación