Crónica de la Academia

La crónica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando se publica periódicamente, de acuerdo con la tradición iniciada en 1864, y tiene por objeto dar cuenta de los trabajos y actividades de la institución. Su elaboración corre a cargo de la Secretaría General de la misma, pero se realiza con la colaboración de todos los departamentos, de los propios académicos y del personal.
La crónica de la Academia viene a dar cumplimiento a lo señalado en los estatutos de esta Real Academia que se refieren a la difusión periódica de las actividades de la misma, así como en el reglamento, el cual precisa que se publicará una crónica que dé cuenta de los trabajos y actividades de la Academia y de sus efemérides más señaladas.

Ya desde 1864 se publicaba anualmente un Resumen de las Actas y Tareas de la Real Academia, con la explícita finalidad de dar cuenta de las actividades. Esta publicación se mantuvo hasta 1881, fecha en la que se transformó en un boletín de contenido más ambicioso que se editó hasta 1900, sucediéndole luego un período de ausencia de publicaciones hasta que en 1907 volvió a aparecer dicho boletín con la finalidad expresa de ofrecer un reflejo del curso de las ideas. Éste dejó de elaborarse en 1933, apareciendo números sueltos en 1939 y 1943. Volvió a aparecer en 1951 bajo el título Academia, al que se añadieron estudios, informes, dictámenes, críticas y trabajos diversos.

Sin embargo, en el año 2001 aparece simultáneamente una nueva publicación de la Academia, denominada precisamente Crónica, que asume la divulgación de resúmenes de las actas y la reseña de las actividades, quedando la revista Academia para la difusión de trabajos. En la segunda década del siglo XXI se inició una nueva etapa de Crónica en la cual, sin dejar de recoger los resúmenes de las actas que reflejaran los acuerdos y debates de las sesiones plenarias, se concedía más atención a los trabajos de los departamentos, secciones y comisiones, con mayor manifestación de los criterios corporativos y expresión del pensamiento académico.

La publicación de Crónica se mantuvo hasta el año 2013, fecha en que vio la luz su última edición impresa. Desde entonces, coincidiendo con la renovación de la página web de la Academia y con la ampliación de sus contenidos  –mediante detalladas reseñas de la totalidad de las actividades culturales programadas por la Corporación, así como de los actos académicos solemnes y otros eventos de carácter institucional–, desaparece Crónica como publicación impresa. La memoria de la actividad académica queda recogida en su página web, permanentemente actualizada, dando continuidad a la crónica de las actividades y actos de interés público por medio de una descripción textual y visual pormenorizada de cada uno de ellos. De este modo, la Academia responde a los cambios operados en los últimos decenios en las formas de consumo y comunicación de contenidos, al tiempo que amplía la visibilidad de sus funciones y actividades.